Todo lo que has de saber sobre el cocido madrileño

La gastronomía de la capital española es muy variada a la par que sabrosa. Una clara muestra de ello reside en el cocido madrileño. Aunque siguiendo el ejemplo de la gran mayoría de recetas que tienen una gran tradición detrás existen diversas variantes, en la mayoría de casos este guiso de garbanzos está acompañado por algún que otro embutido, así como carnes y, por supuesto, patatas.

Origen y tradición

Ya desde el principio los ingredientes eran los que hemos descrito. Precisamente esta gran variedad lo convertía en un plato que aportaba muchos nutrientes y propiedades, por lo que en el siglo XVII no dudaron en empezar a consumirlo. En concreto, fue en los momentos finales de dicho período, poco antes de dar comienzo al siglo XVIII.

Su riqueza nutricional no era lo único que tenían muy en cuenta quienes optaban por cocinarlo en sus casas. Por supuesto, también entraba en juego el factor económico. Y es que tanto hacerse con los ingredientes necesarios para elaborar cocido madrileño como el hecho de cocinarlo resultaban dos acciones asequibles.

Es por este motivo que dicho plato empezó a extenderse por las casas cuyos propietarios se caracterizaban por ser de clase baja o media. De hecho, en algunos hogares se elaboraba muy a menudo especialmente en invierno, ya que se convertía en una buena manera de soportar mejor las temperaturas tan frías en una época en la que las alternativas a la calefacción actual eran escasas.

El boca a boca empezó a surtir efecto y, de manera paulatina, el cocido madrileño dejó de ser consumido únicamente por aquellas personas que no eran demasiado afortunadas en términos monetarios. Las clases medias lo incorporaron a su dieta habitual, aunque poco después acabó llegando incluso a las altas.

Sin que fuese un método para mostrar cercanía al pueblo, la monarquía también pasó a disfrutar del intenso sabor, la copiosidad e incluso los beneficios a nivel de salud que proporciona el cocido madrileño -especialmente un gran aporte de vitamina B y ácido fólico-.

A día de hoy todo tipo de personas, sea cual sea la clase a la que pertenezcan, con una periodicidad que ronda una vez por semana o incluso la supera terminan comiendo cocido madrileño. No solo se hace en casa, sino también en los restaurantes.

Algunas personas disfrutan tanto del cocido madrileño que no se conforman con cualquiera, sino que quieren degustar los mejores de la capital de España. Si también es tu caso, quedarás encantado con el resultado obtenido si acudes a cualquiera de los siguientes locales.

Dónde comer los mejores cocidos madrileños en la capital española

Si tú también eres amante de este plato típico de Madrid, por la zona hay repartidos varios restaurantes que merecen mucho la pena.

La Bola

Empezamos por un local que empezó a servir cocido madrileño hace más de ciento cincuenta años. Ya por aquel entonces lo hacía ofreciendo a los comensales un total de tres variantes distintas. A día de hoy sigue siendo un restaurante de referencia para quienes son muy fans de dicho guiso.

El cocido madrileño de La Bola se prepara en pucheros que no son para varias personas, sino que contienen raciones individuales, asegurándose así de que mantienen todo su sabor. Para ello se hace uso de un horno de leña.

Conviene destacar que no solo existe la posibilidad de comerse el cocido madrileño presencialmente en la taberna, ya que también ofrecen sus platos para llevar, lo cual es de agradecer por parte de esas personas que prefieren disfrutar de la gastronomía de la capital en su propio domicilio.

Lhardy

Terminamos con el considerado por muchos como mejor cocido madrileño de toda la capital. Eso sí, no todos los bolsillos pueden permitírselo, ya que es un restaurante algo caro. Lo compensa con una calidad excelente, así como con mucha experiencia y tradición. Así lo demuestra la dilatada trayectoria que tiene a sus espaldas elaborando este popular guiso.

En concreto, el restaurante Lhardy especializado en alta cocina comenzó a elaborar y servir a sus clientes el cocido madrileño hace bastante más de cien años. Nuevamente estamos ante un local que ofrece comida para llevar, aunque teniendo en cuenta la decoración tan señorial de la que hace gala, es recomendable comerse el mejor de estos guisos en sus acogedoras instalaciones.

Otros sitios de interés

Estos son, quizá, los mas conocidos y afamados. Pero un buen cocido a un precio asequible se puede encontrar en muchos de los restaurantes que hay a lo largo de todos los rincones de Madrid. Es posible que el mas modesto e insospechado y que encima ofrezca menu del dia reserve un dia entre semana para agasajar a sus clientes con un delicioso cocido madrileño. No dejes de probarlos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.